Consejos de privacidad para viajes

privacidad viajes

Consejos de privacidad para viajes

Trasladarse de un sitio a otro sin un lugar privado para conectarse y realizar las operaciones digitales de forma confiable, puede ser un verdadero problema para la integridad y confidencialidad de los datos y cuentas en línea. Los viajeros son usuarios tecnológicos expuestos a vulnerabilidades y campañas maliciosas.

ESET brinda algunos consejos a tener en cuenta durante las vacaciones o cuando se prescinde de la seguridad del hogar por algún viaje de trabajo:

  1. Restringir el acceso físico al equipo: Es importante configurar un PIN, contraseña o patrón de desbloqueo en todos los dispositivos electrónicos siempre que sea posible. Procurar tener una solución de seguridad instalada que permita gestionar de manera remota el equipo, en caso de robo o extravío, para poder localizarlo, activar alarmas, bloquearlo o borrar sus datos.
  1. Asegurar la transferencia de datos: La mayor parte de los viajeros debe recurrir a redes abiertas en sitios públicos, como cafeterías u hoteles que, aunque sean mejores que una red completamente abierta, no dejan de ser inseguras, debido a que no se conoce quién más está conectado o qué tan bien configurada está. En este sentido, existen diferentes servicios de VPN, algunas gratuitas y otras pagas, para equipos móviles o laptops, que permiten aumentar el nivel de seguridad de los datos al momento de transferirlos en medios no confiables.
  1. Reforzar la autenticación de las cuentas en línea: Para que un atacante no pueda ingresar a una cuenta, es importante habilitar el segundo factor de autenticación (2FA) siempre que se pueda. Una buena práctica es chequear usualmente la actividad de las cuentas bancarias y redes sociales, para asegurarse que no existe comportamiento inusual, así como cambiar los datos de acceso si hay sospechas de haber sido comprometido.
  2. Controlar la privacidad antes y durante el viaje: Muchas redes WiFi públicas solicitan que, para poder conectarte a Internet, se brinden datos personales a través de portales cautivos. Usualmente requieren algún correo electrónico, pero algunos incluso pueden solicitar que el usuario cree una cuenta con datos personales en el sistema. Procurar no brindar datos reales y tener una cuenta de correo electrónico especialmente para utilizar en estas situaciones. De este modo, no se comprometen las cuentas reales ni se ponen en peligro los datos.
  3. Proteger las compras en línea: Pasajes, reservas de hospedaje o compras de tours son algunos los servicios que usualmente se adquieren durante el viaje. Para más seguridad, cuando se realizan compras en línea procurar utilizar una tarjeta de crédito y no de débito, ya que, en caso de que los datos sean robados, es mucho más sencillo denunciar y revertir la situación si se trata de una tarjeta de crédito. Además, en caso de que roben los datos de una tarjeta de débito se corre el riesgo de encontrar la cuenta bancaria vacía.
  4. Evitar las ciberestafas viajeras: Los engaños tienen la característica de mutar con asombrosa velocidad, pudiendo comprometer a miles de usuarios y desaparecer en cortos períodos de tiempo. Una de las campañas fraudulentas de mayor dimensión fue la simulación de cupones de descuentos en nombre de múltiples empresas de renombre, extendiéndose a través de múltiples países, llegando a reunir más de 22 millones de víctimas alrededor del mundo.

Publicación más antigua Publicación más reciente